domingo, 30 de octubre de 2011

TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA (TEA)

Dedicamos esta entrada para exponer los últimos hallazgos y avances científicos en relación con los Trastornos del Espectro Autista (TEA). Nos basaremos en una publicación de Alianza Editorial (2010) cuyo título es “Autismo y Síndrome de Asperger” del catedrático de psicopatología evolutiva de la Universidad de Cambridge Simon Baron-Cohen , en la que nos ofrece un retrato completo de la psicología del autismo 


El autor comienza diciendo que en la actualidad conocemos mejor el autismo debido al gran éxito que han tenido en el Reino Unido y en los Estados Unidos de América los grupos de presión formados por padres de afectados. 

A principios de la década de los 90 apenas se oía hablar de uno de los grandes subgrupos del autismo, el denominado Síndrome de Asperger. Fue la doctora Lorna Wing, psiquiatra social  quien en 1981 publicó un artículo en inglés sobre este síndrome. No fue hasta 1991 con la publicación del libro “Síndrome de Asperger” de Utha Frith cuando se produce una mayor  difusión de esta patología. 

La palabra autista procede del término griego “autos” que literalmente significa “consigo mismo” 

En la actualidad el autismo se considera una patología neurológica bastante frecuente (1 de 100) , que afecta mucho más a los varones que a las mujeres y que se padecerá toda la vida al estar relacionada con la configuración cerebral. Los estudios realizados durante los últimos diez años indican, sin ningún género de dudas, que la prevalencia del trastorno del espectro autista es cada vez mayor. 

Lorna Wing
Existen dos grandes subgrupos importantes en los TEA : los niños con Trastorno Autista y otro formado por los que presentan el Síndrome de Asperger. Se han incluido otros subgrupos como son el Autismo atípico (sólo aparecen algunos de los rasgos significativos) y el Trastorno del Desarrollo Generalizado No Especificado (Este es algo menos grave) 

El “autismo clásico” es un trastorno mucho más grave que el síndrome de Asperger,  necesitando tratamiento toda la vida 

El autismo clásico (denominado Trastorno Autista o Autismo de Kanner) y el Síndrome de Asperger comparten dos rasgos clave: 
  1. Dificultades en los procesos de comunicación social
  2. Intereses obsesivos y acciones repetitivas 
También se diferencian en dos rasgos claves: 
  1.           El coeficiente intelectual de quienes padecen Síndrome de Asperger, está como mínimo en la media o por encima de ella y no hay ningún tipo de retraso en la adquisición de habilidades lingüísticas tanto en el ámbito de la expresión como en la comprensión.
  2.       El autista clásico puede tener cualquier coeficiente intelectual y muestra cierto retraso en la    adquisición de habilidades lingüísticas. 
Tipos de conductas específicas en el Autismo: 

Dificultades de relación social: 
-          Total ausencia de interés por los demás
-          Contacto visual atípico : o apenas lo establecen o miran a los demás durante demasiado tiempo , invadiendo su espacio personal
-          Falta de reciprocidad, (no saben esperar su turno para hablar, no entran en el diálogo, sólo articulan monólogos)
-          Prefieren estar solos
-          Dificultades para anticipar como se sentirá alguien o lo que podría pensar
-          Dificultades para saber como reaccionar ante la actitud de los demás
-          Dificultades para interpretar las expresiones emocionales del rostro, voz o postura de los demás 

Anomalías en la comunicación: 

-         Habla repetitiva ( repiten frases, si bien es un rasgo más típico del autismo clásico que del Síndrome de Asperger)
-         Neologismos: utilizan palabras idiosincráticas en vez de los términos convencionales (un rasgo también más propio del autismo clásico)
-          Entienden lo que se les dice literalmente
-          Retraso en la adquisición de habilidades linguísticas (rasgo del autismo clásico)
-          Utilizan el lenguaje de forma inapropiada en contextos sociales (anomalía pragmática) 
Conductas repetitivas e intereses obsesivos:
 -         Aleteo con las manos (más típico del autismo clásico)
-          Giros sobre sí mismos (más típico del autismo clásico)
-         Intereses obsesivos (por ejemplo tocarlo todo, coleccionar piedras o mariquitas, reunir información sobre determinado tema…)
-          Alinear las cosas
-          Hacer girar las ruedas de un coche de juguete, les hipnotizan los objetos que giran (como la lavadora, las aspas de un ventilador, un molino…)
-          Conducta muy repetitiva
-          Rabietas ante los cambios
-          Habilidades aisladas o isletas de inteligencia
-          Una memoria fuera de lo habitual
-          Necesidad de que las cosas se repitan de forma idéntica

Un porcentaje importante de personas con autismo tienen además discapacidad intelectual (retraso mental). El grado de la discapacidad influye en el pronóstico. 

El autismo se suele diagnosticar a los 3 años, aunque se puede hacer desde los 18 meses. En el futuro es posible que existan marcadores biológicos que permitan realizar diagnósticos más objetivos

Se han dado explicaciones diversas sobre las causas del autismo. Hoy no cabe duda que los trastornos del espectro autista obedecen a causas de tipo biológico, siendo la teoría genética la más consolidada. Los genes heredados de uno de los dos progenitores influye sobre el desarrollo del cerebro. La investigación actual sugiere que en el autismo se encuentran implicados más de 15 genes. Otros factores medioambientales que interactúen con los genes de riesgo aun no se conocen exactamente. Las primeras explicaciones estaban basadas exclusivamente en factores psicológicos y han sido refutadas en investigaciones científicas. En 1964 Bruno Bettelheim sugirió que el autismo se debía a las consecuencias emocionales de carecer del suficiente afecto de los padres. El premio Nobel en etología Niko Tinbergen atribuía la causa del autismo a la ansiedad. En 1977 se sugirió que la vacuna triple vírica (contra las paperas, el sarampión y la rubeola) podía causar autismo. Simon Baron-Cohen afirma que no existe prueba alguna que vincule al autismo con la vacuna triple vírica. La nocividad de las vacunas ha sido rechazada por la investigación.  

Hans Asperger
Para entender el autismo se han propuesto hasta 5 teorías explicativas del comportamiento y el perfil psicológico de los afectados. La teoría de la “empatía-sistematización” parece ser la que explica más rasgos del autismo y síndrome de Asperger que las otras cuatro. La teoría tiene en cuenta el nivel de empatía de los sujetos y la capacidad de descubrir las reglas por las que se rige un sistema para predecir como evolucionará.



Algunos enlaces:

Federación de autismo de Andalucía
Federación de autismo de Madrid
Trastorno del Espectro Autista (Instituto de Salud Carlos III)
NINDS
AutismoDiario.org
EspectroAutista.Info
EOEP Específico de TGD de Cáceres


Guías:
Trastornos Generales del Desarrollo
Guía de Diagnóstico y tratamiento de los trastornos del Espectro Autista
Guía para la atención educativa del alumnado con Trastorno Generalizado del Desarrollo
Trastorno del Espectro Autista. Guía para su detección precoz (Consejería Salud Junta de Andalucía)

Vídeos:

Serie Discapacidades humanas (Autismo)


Cine:

María y yo:

Documental que narra el viaje de un padre y una hija que buscan una forma de comunicarse.
Una adaptación al cine de la novela gráfica del mismo nombre, 'María y yo', de Miguel Gallardo, galardonado con el Premio Nacional del Cómic 2008, que es la historia de una relación de afecto entre dos personas, un padre y una hija con autismo.

Mi hermanito de la luna







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada