jueves, 16 de octubre de 2014

Crónicas - La vida en Down

"Yo no soy una excepcionalidad, lo excepcional aquí ha sido el entorno. Cuando un entorno confía en una persona, cuando un entorno le enseña, le estimula y le exige ese niño puede llegar a donde sea, más alto o más bajo, depende, como cualquier persona".
                                                                                                                                     (Pablo Pineda)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada